Blog de Alfonso Sánchez - Networker - Negocios Online - Network Marketing - Negocios Online

from www.alfonsosanchez.net onto Network Marketing

Pasan los años. Es cierto. Miro a mi D.N.I y ya he cruzado los 45. Pero eso no es malo porque cada vez estoy más cerca de cumplir mi sueño.
Siempre he trabajado mucho. Desde muy joven entendí que sólo el compromiso y el esfuerzo podrían darme un futuro estable. Por eso cada verano desde los 12 años mi vida era distinta a la de mis amigos. Me iba cada día con mi padre a descargar muebles para la empresa en la que él trabajaba y las propinas que recibía por aquel esfuerzo ingente me compensaban la falta de tiempo de ocio. Así pude comprarme una moto cuando mis amigos iban a pie, un coche cuando acababa de cumplir los 18 y hasta una casa muy poco tiempo después.

Había estudiado el bachiller. Me encantaban los ordenadores y tuve mucha suerte –o eso creía-. Aquella empresa en la que mi padre trabajaba y donde yo casi había echado los dientes, me hizo una oferta cuando tenía 17 años. El Jefe me dijo que me fuera con ellos. Que allí no me faltaría de nada. Y así fue durante 18 años. En ese tiempo pasé por todos los escalones de la empresa. Una empresa grande. Quizá la mayor constructora de la zona. Primero introduciendo ventas de casas a lápiz y luego ya a ordenador, acompañando autobuses de posibles compradores, diseñando la primera web… siempre responsable… siempre el que antes llegaba y siempre el último que me iba.
Renuncié a muchas cosas en mi juventud. Me encantaba el fútbol, sobre todo el fútbol sala. Llegué a ser jugador del equipo que dio origen al Pozo pero nunca podía jugar los partidos ni podía cumplir con los entrenamientos porque siempre trabajaba hasta muy tarde y los fines de semana. Mis aptitudes seguramente podrían haberme llevado a jugar en algún equipo de División de Honor pero no podía permitirme el lujo de parar de trabajar. Mi sentido de la lealtad y la responsabilidad no me dejaban.
Y a pesar de todo aquello, de haber ocupado todas las posiciones del escalafón de aquella empresa, desde becario hasta Director de Ventas y Director de Nuevas Tecnologías. A pesar de llevar 18 años pensando sólo en cómo hacer bien mi trabajo no sólo en horas laborales, a pesar de todo eso, llegó la crisis y en 2007 me vi en la calle.
Es cierto que estaba cansado, también que me había dado cuenta que la vida debía ser de otro modo, que me estaba perdiendo muchas cosas por estar dedicado todo el día a un trabajo en el que mi esfuerzo enriquecía sobre todo a los dueños de aquel negocio que no era el mío y de que a pesar de todos los años que allí había pasado formaba parte de la parte media de una pirámide donde jamás alcanzaría una cima que estaba reservada para los dueños y los hijos de estos. Estaba conforme con aquello pero nadie me había preparado para quedarme en el paro a los treinta y muchos.
Así que lejos de hundirme por aquella circunstancia, emprendí desde cero una nueva vida. Tenía una hija de cinco años y mi mujer estaba embarazada. No podía mirar atrás. Arranqué mi propia empresa de informática y con ella sigo. Pero no son buenos momentos en España. Todo el mundo lo sabe. En la zona en la que vivo, Torrevieja –al sur de Alicante-, todas las empresas están vinculadas al mundo de la construcción. Y de ese sector era de donde provenían mis principales clientes. Así que donde antes nos pedían cinco cartuchos de tinta al mes para cubrir sus necesidades ahora, los que han logrado sobrevivir, nos piden uno cada cinco meses. Y lo mismo pasa con el mantenimiento, las empresas que tenían 20 puestos de trabajo ahora apenas cuentan con 5 ó 6 trabajadores por lo que si se les rompe un ordenador en vez de reponerlo tiran del que estaba retirado…
Y en esas estaba cuando un antiguo compañero mío del sector inmobiliario me habló de la venta directa, del networkmarketing. Para mí no era un tema desconocido ya conocía el sistema e incluso veinte años atrás había estado dado de alta en una empresa basada en este tipo de venta. Y digo había estado de alta porque nunca llegué a trabajar el negocio así que éste no llegó a explotar. Siempre he sido una persona abierta de miras, con muchas inquietudes y autodidacta al que le ha llamado la atención conocer otras formas de ganar dinero pero nunca antes había tenido tiempo de plantearme nada en serio más que obtener conocimientos adicionales que me ayudaran a mejorar en mi trabajo. Mi tiempo tenía dueño y ese no era yo. Desde hace un tiempo las cosas son distintas. Soy el único propietario de mi tiempo y sé que éste debo dedicárselo a lo realmente importante: mi familia… y también a mí. Así que me he propuesto trabajar duro para alcanzar en breve la libertad financiera. ¿Qué es eso? Ni más ni menos que la capacidad de generar ingresos sin la necesidad de seguir trabajando. No estoy hablando de esperar a la jubilación (ni siquiera sé si cuando llegue a la edad designada por el Gobierno de España habrá dinero para mí). Estoy refiriéndome a la capacidad de conseguir una estabilidad económica recibiendo ingresos residuales por el trabajo que hice una vez, sin importar donde me encuentre y sin tener que ‘fichar’. ¿Y cómo se consigue? Esto es lo que voy a compartir contigo en este blog.
En mi camino por el network marketing, donde llevo trabajando ya varios años, me he encontrado gente estupenda con grandes conocimientos y una gran generosidad. Ese es el principal valor de los sistemas multinivel: que tu trabajo consiste fundamentalmente en ayudar al éxito de tu equipo porque sólo así consigues tú el éxito. En todos estos años he adquirido herramientas y conocimientos que puedo -y quiero- compartir no sólo con mi equipo sino también con otros networkers. Por eso he creado este blog. Cuando yo comencé en esto hace casi 25 años no tuve un buen guía ni tampoco existían las posibilidades que en la actualidad nos ofrecen las tecnologías y el mundo global. Así que hoy he decidido ponerme en marcha y compartir todos mis conocimientos con vosotros. Los resultados de ese ansia por saber, por mejorar, por investigar y por crecer los pongo a vuestra disposición. Espero que este espacio sirva para crear un canal de comunicación que nos sirva a todos en nuestro camino por el networkmarketing y que participéis con vuestras aportaciones para enriquecerlo.
Gracias por permitirme caminar en vuestra compañía.
Alfonso Sánchez

 
 
User login
Who's online

There are currently 0 users online.